Política Cohesión

¿Qué es la política de cohesión?

La política de cohesión constituye la principal política de inversión de la UE. Su objetivo es apoyar la creación de empleo, la competitividad empresarial, el crecimiento económico, el desarrollo sostenible y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en todas las regiones y ciudades de la Unión Europea.

Las inversiones contribuyen a lograr los objetivos de otras muchas políticas de la UE. Complementan las políticas de la UE que abordan temas como la educación, el empleo, la energía, el medio ambiente, el mercado único, y la investigación e innovación. En concreto, la política de cohesión facilita la estrategia y el marco de inversión necesarios para alcanzar las metas de crecimiento fijadas (Estrategia Europa 2020, ec.europa.eu/europe2020).

La UE se propone lograr cinco objetivos específicos dentro de su Estrategia Europa 2020 en materia de empleo, innovación, educación, inclusión social y clima/ energía. Cada Estado miembro se ha marcado sus propias metas nacionales en estos ámbitos. A fin de lograr estos objetivos y responder a las diversas necesidades en materia de desarrollo de todas las regiones de la UE, se van a invertir 351.800 millones euros en el periodo 2014-2020.

La mayor parte de los fondos de la política de cohesión se concentran en los países y regiones europeos menos desarrollados entre los que se encuentra Andalucía, Extremadura, Galicia y otras comunidades del territorio nacional, para ayudarles a reducir las diferencias económicas, sociales y territoriales que todavía existen en la UE.

¿Cómo funciona?

La política de cohesión se ejecuta a través de tres fondos principales:

  • Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): aspira a reforzar la cohesión económica y social regional a través de la inversión en sectores que fomentan el crecimiento para mejorar la competitividad y la creación de empleo. El FEDER también financia proyectos de cooperación transfronteriza.
  • Fondo Social Europeo (FSE): invierte en las personas y se centra en mejorar las oportunidades de empleo y educación. También intenta ayudar a las personas desfavorecidas que están al borde de la pobreza o la exclusión social.
  • Fondo de Cohesión: invierte en crecimiento ecológico y desarrollo sostenible, y mejora la conectividad en los Estados miembros con un PIB por debajo del 90% de la media de la UE-27.
  • Junto con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Fondo Europeo Marí- timo y de Pesca (FEMP) constituyen los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) (ec.europa.eu/esif).

¿Quién se beneficia?

La política de cohesión beneficia a todas las regiones de la UE. El nivel de inversión refleja las necesidades de desarrollo de los Estados miembros. Las regiones se clasifican según su Producto Interior Bruto (PIB) como más desarrolladas, en transición o menos desarrolladas. En función de esta clasificación, los Fondos pueden proporcionar entre un 50% y un 85% de la financiación total de un proyecto.

El objetivo general de la política es hacer que las regiones y las ciudades europeas sean más competitivas mediante el fomento del crecimiento y la creación de empleo.

¿Qué es el fondo FEDER?

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) es el instrumento de la Comisión Europea para fortalecer la cohesión económica y social en la Unión Europea corrigiendo los desequilibrios entre sus regiones.

Los objetivos del FEDER se diseñan para reducir los problemas socioeconómicos y medioambientales en las áreas urbanas.  Entre sus objetivos principales se encuentran:

  • Fomentar la investigación y el desarrollo tecnológico
  • Mejorar la productividad y la competitividad de las empresas
  • Proteger y mejorar del medio ambiente
  • Fomentar el uso de energías limpias y renovables
  • Mejorar la Infraestructuras para el desarrollo de las telecomunicaciones y el transporte
  • Fortalece el desarrollo económico prestando especial atención a las zonas y personas menos favorecidas

En este periodo 2014-2020 el FEDER presta especial atención al desarrollo urbano sostenible destinando al menos el 5% de los recursos para este cometido a través de Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) gestionadas por los municipios.